aerozoom

Deportes

Autor: sanchez

Beneficios y precios de un entrenador personal

entrenador personal

Si has llegado hasta este artículo seguro que ya realizas alguna actividad deportiva, bien sea correr, nadar, montar en bici, hacer pilates o realizar algún circuito en el gimnasio unas tres veces por semana. Sin embargo, lo habitual es acostumbrarse a esa actividad y notar cómo nuestro cuerpo no “sufre” al realizarla, pues para hacer un buen entrenamiento es necesario cambiar de rutinas e intensidades para que tengamos que hacer un esfuerzo que realmente nos permita ponernos en forma. ¿Una solución para conseguirlo? Contratar a un entrenador personal. Veamos qué beneficios y precios tiene contar con un personal trainer.

 

Se adapta a tu tiempo y horarios

Olvídate de poner excusa de que al salir del trabajo ya es demasiado tarde o que justo la clase de spinning te coincide con la reunión de mañana. Un entrenador se adapta sin problemas a tus horarios y no vas a encontrar la manera de librarte de una buena sesión de ejercicios. Incluso puedes modificar el día y el horario de la clase en función de los compromisos que te puedan surgir. La falta de tiempo es uno los principales obstáculos para ejercitarse, pero con un entrenador personal ese no es el problema.

 

 Mejores resultados en menor tiempo

Para conseguir el resultado que queremos a la hora de entrenarnos es preciso conocer los tipos de ejercicios a realizar según los objetivos y cómo subir el nivel de esfuerzo, pero sin olvidar la importancia del descanso para evitar lesiones. Para ello necesitamos a un profesional; y un personal trainer lo es. Contar con una persona con la que puedes hablar sobre tus objetivos, tus limitaciones, los daños que te ha provocado algún tipo de ejercicios, etc., te permitirá lograr un mejor resultado en menos tiempo.

 

Variedad de ejercicios y seguridad

Si siempre te limitas a la misma rutina de ejercicios, sin aumentar de nivel, tu cuerpo acabará por acostumbrarse y por tanto no avanzará. Además de que puedes acabar por desmotivarte y aburrirte. Un entrenador personal te ayudará a realizar cada día nuevos ejercicios con los que motivarte y conseguir que tu cuerpo llegue a su límite (sin sobrepasarse). Otro punto clave es que vigilará que realizas los ejercicios correctamente para evitar daños y lesiones. Ante una molestia te obligará a parar y a descansar u optar por otro tipo de ejercicios beneficiosos para tu cuerpo.

 

Más que ejercicio

El deporte está íntimamente ligado a la alimentación, así que es probable que cualquier entrenador personal pueda ayudarte a comer más sano. O incluso a corregir malos hábitos posturales que puedan estar haciéndole daño a tu cuerpo.

 

PRECIOS

En una economía de libre mercado no existen precios prestablecidos, por lo que dependerá del profesional, de lo que oferte o de lo que tú decidas contratar. Los hay de 100 euros al mes, e incluso de 500 euros. Aunque no es posible establecer un precio concreto, lo habitual es la sesión varíe entre 10 y 30 euros. Por ello, lo más recomendable es contactar con alguno que tenga buenas referencias, que realmente te ofrezca un servicio personalizado y a partir de ahí valorar si te compensa o no.

Cómo perder peso antes del verano

Hola

El verano se ha empezado a asomar en forma de días bastante más calurosos de lo habitual para estas fechas y a muchos nos ha pillado con casi toda la ropa estival bien guardada. De pronto, la chaqueta nos pesaba más en el brazo que falta nos hacía y hemos tenido que pasarnos al jersey finito e incluso a la manga corta.

Es más, también ha aparecido la temida frase de esta época del año: “tengo que perder peso antes del verano”. No vale la pena negarlo. Ahora que empezamos a enseñar más cuerpo nos entra la prisa por ponernos en forma. De acuerdo, veamos el modo de conseguirlo, pero por favor no te obsesiones con la “operación bikini” y hazlo porque simplemente te apetece poner en marcha tu cuerpo para esté sano, fuerte y te sientas a gusto con él.

preparación para el verano
Objetivo a corto plazo
Decir “voy a adelgazar antes de que llegue el verano” es algo tan abstracto que seguramente acabe en desmotivación y abandono. Para evitar que eso ocurra márcate un objetivo a corto plazo. Por ejemplo, perder tres kilos en un mes, recuperar la talla de las pasadas navidades, ir tres veces a la semana al gimnasio (pues a veces solo necesitas ponerte en forma y no bajar peso como tal), correr la carrera que se celebra dentro de dos meses, etc.
Dieta
Perder peso conlleva hacer dieta. Pero la palabra “dieta” ha sido tratada tan mal que no queremos que tengas esa idea de sufrimiento que se le asocia. Hablamos de comer de un modo equilibrado con recetas repletas de alimentos sanos: frutas, verduras, legumbres, frutos secos, pescados, carnes, etc. De hecho el plato ideal debe contener la mitad de fruta y verdura, un cuarto de proteínas (huevos, carne o pescado) y otro cuarto de cereales integrales (pasta, arroz blanco, plan blanco). Hacer cinco comidas al día (ojo, pasa por cenar más light y optar por la fruta para la merienda o a media mañana).
Y luego está la otra cara de la moneda: dejar de comer alimentos procesados, fritos, azúcares, harinas refinadas, chucherías, refrescos, etc. El alcohol también está prohibido, pues sobre todo los alcoholes fuertes tienen mucho azúcar (junto con el refresco que le acompaña).
Deporte
Lo ideal para conseguir perder peso es practicar deporte al menos tres veces por semana. ¿Y qué deporte? Pues ante todo depende de lo que te hayas movido hasta ahora. Si solo te has abandonado durante los meses de invierno seguro que puedes retomar tus actividades habituales. Si llevas mucho más tiempo sin moverte… tal vez sea mejor limitarte a caminar o acudir a alguna clase en la que un profesional pueda ayudarte a recuperar el ritmo.
Elegir una actividad que te guste es importante para que nos dejes de practicarla enseguida. Como en este caso se trata de perder peso, tendrás que optar por un ejercicio aeróbico: correr, andar, montar en bici, nadar, tenis, spinning, clase de zumba, fútbol, etc. Y si te motivas siempre puedes complementar con actividades de flexibilidad (yoga, pilates, estiramientos) y fuerza (pesas, ejercicios localizados)

 

Adiós a los malos hábitos
Para perder peso hay que evitar abusar del alcohol y los alimentos procesados. Pero va más allá de esto, pues otros detalles diarios nos ayudarán a que la cadena funcione mejor. Por ejemplo, si también dejas de fumar seguro que rindes más a la hora de ejercitarte.
Dormir también es muy importante. El ciclo de sueño es diferente para cada persona, pero la clave está en levantarse con la sensación de haber descansado y de haber repuesto las energías necesarias para afrontar el día. Más descanso supone más energía y más rendimiento a la hora de hacer deporte.
Otro factor importante es beber mucha agua. Se recomienda beber ochos vasos de agua al día, pero lo único que necesitamos realmente es reponer el agua gastada (y puede hacerse también con zumos naturales, fruta y verdura). Beber agua hará que tu cuerpo esté bien engrasado y funcione correctamente.

Saludos

© 2018 aerozoom

Tema por Anders NorenArriba ↑